Coordenadas Políticas

55

Por: Fernando Pérez Chávez

El Plan de Austeridad en la UMSNH.

No Resuelve el Problema Financiero.

Los Buenos Deseos de Raúl Cárdenas.

Morelia Michoacán a 13 de febrero de 2019.- La persistente y creciente crisis financiera de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, no se resolverá con anuncios sensacionalistas como el que hizo el rector de la máxima casa de estudios, Raúl Cárdenas Navarro, con su plan de austeridad comprometido, con el que espera lograr ahorros este año por ciento cincuenta millones de pesos, cuando el déficit de la Casa de Hidalgo alcanza más de mil 150 millones de pesos.

La reducción del 35 por ciento al salario del rector de 130 mil pesos mensuales que percibía su antecesor Medardo Serna González a 91 mil pesos y el 10 por ciento para el personal de mandos medios y superiores está bien, pero está claro que esta medida no resolverá la quiebra financiera de la institución nicolaita, la cual sólo tiene recursos para pagar a los trabajadores docentes y administrativos hasta septiembre del presente año.

Sin embargo, la verdadera dimensión de la crisis financiera de la Universidad Michoacana, se puede atribuir al crecimiento de la nómina de jubilados y pensionados, al financiamiento de las Casas del Estudiante, al financiamiento que otorga la federación de subsidio por alumno el cual está por debajo de la media nacional, así como el crecimiento de la plantilla laboral y por ello la SEP no reconoce muchas plazas, entre otros factores, por ello en estos rubros es donde se debe trabajar.

Y sin verdad Cárdenas Navarro, busca solucionar el problema financiero en la Casa de Hidalgo debera promover en primer término una reforma al régimen de jubilaciones y pensiones de la máxima casa de estudios, para que sea creado un fondo de ahorro para el retiro de los empleados, porque no es posible que los trabajadores no aporten ningún recurso, así como reducir las ventajosas prestaciones que tienen los sindicatos del SUEUM y del SPUM y analizar si se justifican las Casas del Estudiante que son un barril sin fondo.

Ojalá y que Cárdenas Navarro no vaya a recular como lo han hecho sus antecesores, cuando comiencen las presiones de los sindicatos, si busca realizar una reforma al régimen de jubilaciones y pensiones, pero habrá que esperar a ver qué es lo que sigue, porque la reducción de los salarios es una buena señal, que impactará en las finanzas de la Universidad Michoacana, pero sólo de manera simbólica.

Por otro lado, ante esta problemática es importante que la Casa de Hidalgo transparente el gasto, para que la comunidad universitaria esté informada de las condiciones reales que guarda la institución nicolaita y de esta forma las autoridades tengan más elementos de la realidad política, económica y social que vive, para demandar los recursos que requiere para poder cumplir con los pagos de los empleados administrativos y docentes, para que no tenga que sufrir como cada fin de año para cubrir las últimas quincenas y aguinaldos de los trabajadores.