A través de sus 10 clínicas de mama beneficia IMSS a 400 mil mujeres anualmente 

12

Desde 2016, el Seguro Social ofrece servicios especializados para la prevención y tratamiento de este cáncer.

En promedio, estas clínicas realizan 120 mil ultrasonidos y 40 mil evaluaciones diagnósticas.

 

Ciudad de México a 11 de octubre 2020.-Ante la necesidad de contar con diagnósticos rápidos y detecciones oportunas, desde 2016 el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brinda atención médica especializada a mujeres con sospecha o por cáncer de mama a través de sus 10 clínicas, informó la doctora Silvia Martínez Sánchez.

La coordinadora de Programas Médicos de la División de Ginecoobstetricia y Perinatal en el Segundo Nivel de Atención del Seguro Social, explicó que en estos espacios se beneficia en promedio a 400 mil mujeres anualmente.

Detalló que tres de estas Clínicas de Mama se ubican en la Ciudad de México, una en Guadalajara, Jalisco; Mérida, Yucatán; Xalapa, Veracruz, Tijuana, Baja California; Chihuahua, Chihuahua; Saltillo, Coahuila y Coacalco, Estado de México.

La radióloga del IMSS indicó que en un día típico, las 10 clínicas en conjunto realizan en promedio 320 mil mastografías; 120 mil ultrasonidos y 40 mil evaluaciones diagnósticas, además de estudiar 40 biopsias.

Agregó que la cartera de servicios que ofrecen las clínicas de mama son el tamizaje, la evaluación diagnóstica y el centro de invitación organizada, a través del cual se hace la búsqueda intencionada de mujeres, quienes de acuerdo a su grupo de edad, pueden padecer cáncer de mama.

La doctora Martínez Sánchez comentó que a través del envío de mensajes de texto y el CHKT en Línea, las pacientes del grupo blanco, es decir, de 50 a 69 años de edad, son referidas de sus Unidades de Medicina Familiar (UMF) para la toma de su mastografía.

 “La clínica de mama atiende a dos grupos de mujeres: uno, son las pacientes mayores de 40 años sin sintomatología o aparentemente sanas enviadas de su UMF a mastografía. El segundo bloque se divide en dos tipos de pacientes, las que tienen sospecha de cáncer de mama identificadas desde la UMF y las que formaron parte del primer grupo y presentaron anormalidades en su mastografía, explicó.

La especialista en cáncer de mama enfatizó que los principales beneficios que estas clínicas representan para las derechohabientes es que la atención médica es en un mismo día, es decir, la toma de la mastografía, si requiere la toma de ultrasonido o biopsia, todo será en un solo momento.

Agregó que “hay una reducción en el tiempo de espera para una cita, ya que estas se ofertan en promedio a siete días. Este proceso es muy rápido e incluso cuando las pacientes necesitan toma de biopsia, una vez hecho el diagnóstico, su tratamiento inicia en aproximadamente tres consultas”.

La doctora Silvia Martínez Sánchez hizo un llamado a las mujeres sobre la importancia de acudir a los servicios preventivos ubicados en las UMF para la revisión anual, donde se llevarán a cabo las acciones de detección temprana y oportuna, ya que el cáncer de mama es un problema epidemiológico que en México ocupa el segundo lugar de mortalidad por tumores malignos.