Desarrollo de las sociedades deben partir de un enfoque de derechos humanos: Víctor Zurita

223

Debemos entender como prioridad nacional y en nuestras entidades federativas el fomentar una cultura mundial de tolerancia, igualdad y antidiscriminación

Morelia Michoacán a 6 de diciembre de 2021.-  El desarrollo de nuestras sociedades debe partir de un enfoque de derechos humanos, en donde la universalidad, indivisibilidad, igualdad y no discriminación, participación, rendición de cuentas formen parte de la tónica imperante, recalcó el diputado Víctor Zurita Ortiz, presidente de la Comisión Especial de Atención a Personas con Discapacidad de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

El también integrante de la Comisión de Derechos Humanos, destacó de manera participar en el principio de la no discriminación como fundamental pues garantiza la igualdad de trato entre los individuos, entendiendo que para todas las personas debe existir igualdad de derecho y dignidad.

“Debemos entender como prioridad nacional y en nuestras entidades federativas el fomentar una cultura mundial de tolerancia, igualdad y antidiscriminación”.

El diputado integrante del Grupo Parlamentario de Morena, recordó que el 21.3 por ciento de las y los mexicanos reconocen haber sido objeto de discriminación en el último año, según estadística del INEGI.

Apuntó que si bien en Michoacán la estadística es menor a la media nacional, también resulta significativa, en donde el 16.5 por ciento de las personas mayores de 18 años han sido víctimas de la discriminación.

Recordó que negar de manera injustificada un derecho, ya sea de forma directa o indirecta, es una situación que vulnera el derecho a la igualdad y no discriminación de las personas.

“El esfuerzo debe ser conjunto, de nada nos sirven medidas aisladas si como sociedad no asumimos la responsabilidad que nos toca para enfrentar un fenómeno tan violento, terrible y degradante como el de la discriminación”.

Víctor Zurita subrayó que a pesar de los avances que en materia legislativa se han dado en México y en estado como Michoacán para la protección constitucional y convencional, lo cierto es que la discriminación persiste como un flagelo que niega a miles de personas, la dignidad humana que es fundamento de nuestro sistema jurídico y de nuestra convivencia social.