Denuncian a Arne Ruthen por tirar pañales sucio a la cede del P.R.I.

302

Ciudad de México a 2 de febreo de 2017.-El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, a través de su Secretaría Jurídica, interpuso una denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, contra Arne Aus Den Ruthen.

En la denuncia se señala a este sujeto como probable responsable de los delitos de pandillerismo, asociación delictuosa y lo que resulte, de acuerdo con los artículos 252 y 253 del Código Penal de la Ciudad de México, que prevén una pena que va de los 4 a los 8 años de prisión.

El documento da cuenta de los hechos ocurridos hoy a las 8:50 horas. Ofrece entre otros elementos de prueba, las publicaciones que el propio Arne realizó en sus redes sociales personales.

Ahí se aprecia cómo el ex “city manager” de la delegación Miguel Hidalgo coordina a alrededor de 40 personas para lanzar diversos objetos contra nuestras instalaciones.

Condenamos enérgicamente la agresión que encabezó este sujeto y lamentamos profundamente la omisión de las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México para garantizar la seguridad de las mujeres y hombres que trabajamos en el PRI.

El 20 de enero solicitamos por escrito al Gobierno de la Ciudad de México, a la Secretaría de Gobierno y la Secretaría de Seguridad Pública, el resguardo de nuestras instalaciones.

El 21 de enero, solicitamos también por escrito, a la Delegación Cuauhtémoc, la seguridad del edificio.

Reprobamos la inacción de las autoridades de la Delegación Cuauhtémoc, ya que la agresión se llevó a cabo desde su explanada sin que nadie interviniera para detenerlo o prevenirlo.

El personal de seguridad de nuestras instalaciones, solicitó vía telefónica la intervención policiaca a la Base Plata que depende directamente de la Delegación Cuauhtémoc.

El reporte se levantó a las 8:50 por el policía auxiliar Delfino Gómez, quien a su vez reportó la emergencia a la Base Buenavista, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública.

El apoyo de los granaderos llegó 40 minutos después de haberse solicitado. Los agresores ya habían concluido su ataque y se habían retirado.

Es reprochable que el Gobierno en la Ciudad de México y la Delegación Cuauhtémoc hayan fallado en su obligación de cuidar y mantener el orden público y la seguridad de todas los mujeres y hombres que trabajamos en este partido.

Reiteramos nuestro rechazo y hacemos responsable de estas acciones violentas a Arne Aus Den Ruthen.

Este sujeto se ha dedicado a promover impunemente los ataques en contra nuestra de manera irracional, a través de las redes sociales y los medios de comunicación.

Ahora movilizó a un grupo de personas para agredir, denigrar y poner en riesgo la seguridad de quienes trabajamos en la sede nacional del PRI, sin que el Gobierno de la Ciudad de México y la Delegación Cuauhtémoc hayan tomado medidas preventivas.

En el Revolucionario Institucional no aceptamos la violencia, en cualquiera de sus formas, como protesta social.