Comunidad universitaria bastión para lograr un cambio en la casa de Hidalgo: Ramiro peña

197

Por Roberto Carlos Guevara.

Morelia Michoacán a 3 de enero de 2019.- Ramiro Peña Díaz candidato a la rectoría de la UMSNH dijó, el principal reto que tendrá el próximo rector será encontrar un camino para lograr la sostenibilidad financiera.

El académico aseguró, “Ser rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo es de los cargos de mayor responsabilidad en el estado, de la educación superior”.

“Aunque las propuestas son diversas, el Candidato ganador deberá hacerle frente a dificultades financieras y encontrar un camino para solventarlas”.

Peña Díaz enfatizó, concuerdo en que hay un serio problema de infraestructura por resolver y de ser elegido se centrará en que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, reafirme la excelencia académica, mejorar la infraestructura y optimizar la presencia de la institución en sus otras sedes.

Aseguro que  entre sus planes también está el impulsar la “gestión del conocimiento académico (docencia, investigación y extensión) al servicio de la sociedad”.

“Los estudiantes son la garantía de la continuidad de la institución universitaria y a ellos tan sólo cabe ofrecerles calidad y apoyo a la inclusión laboral a la par de una formación integral como ciudadanos con valores críticos y modernos”.

Ramiro Peña se dijo estar convencido que no habrá calidad en los servicios ni excelencia académica sin inversión.

“Se debe atender el tema de los espacios físicos, dotación de aulas, laboratorios y bibliotecas”.

Se debe garantizar una adecuada relación profesor/alumno, es preciso garantizar condiciones para que los docentes, investigadores y administrativos presten sus servicios con calidad.

“Dentro de mis  propuesta, esta considerar un modelo financiero estable que promueva un plan de incentivos para los trabajadores, sean docentes o profesionales administrativos, donde se reconozca la labor desarrollada” expresó.

“Se propiciaran espacios de una relación más cálida entre Docentes, investigadores, administrativos, que nadie se sienta un extraño cuando necesita el apoyo de otros”.

“Con esto  habla de confortabilidad laboral porque creemos que, en la medida de nuestras posibilidades, se ha de poner en marcha un programa de incentivos y estímulos para trabajar y trabajar bien.

Ramiro Peña apuesta que  una Universidad construida con el apoyo de la comunidad universitaria participativa y activa, con una Universidad orgullosa de su pasado, construyendo su presente y vigilante de su patrimonio, pero también implicada en la calidad de vida y las políticas de igualdad.

Finalmente Peña Diaz  Propuso una Universidad al servicio de la sociedad Michoacana y competitiva, comprometida con el progreso intelectual y el desarrollo ético y moral que es propio de una sociedad más justa e igualitaria.