Van 10 instalaciones para separación y disposición final de desechos, construidas por el Gobierno de Michoacán

163

Con estas acciones, incrementa Michoacán su infraestructura de manejo y disposición final de residuos sólidos urbanos: Semaccdet

Morelia, Michoacán a 3 de enero de 2020.- En los últimos cuatro años, la infraestructura destinada a la captación y disposición final de los residuos sólidos urbanos en Michoacán se ha incrementado con la creación de 10 nuevas instalaciones, dio a conocer Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet).

Luego que el Gobernador Silvano Aureoles Conejo arrancara los trabajos de edificación de una nueva celda contenedora de desechos en el municipio de Zamora, así como de una celda y una planta separadora de residuos en el municipio de Jacona, Ricardo Luna señaló que durante la presente Administración Estatal la recolección, el manejo adecuado y disposición final de la basura ha sido uno de los ejes de la política pública en materia ambiental, en la entidad.

Por ello, el Gobierno de Michoacán ha llevado a cabo, en coordinación con la Federación y ayuntamientos, la construcción de 9 rellenos sanitarios y una planta separadora de materiales de desecho, los que han posibilitado aumentar en un 38 por ciento la proporción de basura producida en el estado que es tratada de forma correcta.

Aquila, Churumuco, Ixtlán, Nahuatzen y Ziracuaretiro se cuentan entre los municipios donde se han instalado nuevos rellenos sanitarios entre 2015 y 2019, en tanto que en Huandacareo se creó una planta separadora de residuos sólidos urbanos.

Asimismo, se tiene en proceso de construcción el sistema integral de manejo de la basura en la región de La Ciénega, con beneficio para los municipios de Sahuayo, Cojumatlán de Régules, Venustiano Carranza, Villamar y Jiquilpan.

Luna García aseveró que el Gobernador Silvano Aureoles se encuentra comprometido con la preservación del medio ambiente, derecho fundamental de la población, y la protección de la salud humana, ante los riesgos que una mala gestión de los residuos sólidos conlleva, como contaminación de mantos acuíferos y suelos, emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, afectaciones a la biodiversidad, creación de focos de infección, proliferación de fauna y flora nocivas, entre otros.

Además, ha impulsado acciones para fomentar el reuso y el reciclaje de materiales vertidos como basura, pero que son susceptibles de ser reincorporados a las cadenas productivas, como papel, cartón, vidrio, plásticos, metales y desechos orgánicos.

Reiteró que, tras los resultados favorables alcanzados hasta 2019, en 2020 se redoblarán los esfuerzos para impulsar la edificación de rellenos sanitarios y sistemas integrales de manejo de la basura, y la optimización de los ya existentes, para dar cabida a las cerca de 2 mil 400 toneladas de residuos sólidos urbanos que cada día genera la entidad y evitar que éstas culminen en lotes baldíos, cuerpos de agua o redes hídricas y sanitarias.

Para ello, se intensificarán la coordinación y la conjunción de trabajos entre el Estado y los ayuntamientos y se recurrirá a la gestión ante la Federación, a la par que se incentiva la participación ciudadana, con la separación de sus residuos sólidos desde los hogares y una cultura del reuso y el reciclaje que permita disminuir la cantidad de basura generada.