Trabajo en el hogar de madres de familia debe ser reconocido: Julieta Gallardo

La candidata del Equipo por Michoacán a diputada local por Puruándiro pugna para que en todo el país se reconozca en la ley las aportación que hacen las mujeres desde sus hogares a la construcción del patrimonio familiar y la productividad de México

Puruándiro, Michoacán, a 10 de mayo de 2021.- El reconocimiento del trabajo en el hogar aún está lejos de lograrse, pese a que en su mayoría recae en mujeres madres de familia que se dedican diariamente a esta actividad más de 39 horas a la semana, señaló la candidata del Equipo por Michoacán a la diputación local por el Distrito de Puruándiro, Julieta Gallardo Mora.

Mencionó que de acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), 50.4 millones de mujeres mayores de 12 años realizan trabajo doméstico no remunerado; además, las mujeres dedican 39 horas a la semana a las labores del hogar, mientras que los hombres solo 13.6 horas, agudizando la desigualdad.

La abanderada de PRD, PRI y PAN subrayó que el papel de las mujeres ha sido fundamental para el crecimiento de todos los sectores económicos, por lo que debe ser reconocido.

“Nuestra región es conocida por su productividad y su desarrollo agrícola, pero esto no sería así si no estuvieran detrás las mujeres, que dedican la mayor parte de su tiempo a las actividades del hogar, que en muchas ocasiones no son reconocidas por su familia, por la sociedad y las autoridades”, refirió.

Recordó que a nivel nacional la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que en cualquier divorcio el cónyuge que se haya dedicado al trabajo del hogar y al cuidado de los hijos debe ser compensado hasta con el 50 por ciento de los bienes adquiridos durante el matrimonio, con lo que se favorece al esposo o esposa que no pudo desarrollarse en el mercado laboral; por ello, dijo, es fundamental que esto sea una realidad en nuestras legislaciones estatales, y como diputada enfocará su esfuerzos para que así sea.

Todas las mujeres, concluyó, deben tener la posibilidad de desarrollarse en igualdad de condiciones, y las además deben tener derecho a una maternidad libre, voluntaria y deseada, de igual manera los hombres ejercer una paternidad amorosa y responsable, ambos contribuyan a las labores del hogar.