Si acaso existe algo que distingue a las y los michoacanos, Es nuestra valentía para alzar la voz: Carlos Herrera

22

Morelia Michoacán a 26 de octubre de 2020.-Es nuestra valentía para alzar la voz por nuestros derechos, y para combatir por lo que creemos justo y bueno.

No por nada Michoacán es la cuna de la independencia y de las ideas democráticas que forjaron a México.

Con este espíritu de pluralidad y derechos, hoy estamos aquí reunidos:
El gobierno estatal; el Congreso Local, el Tribunal de Justicia del Estado; la representación de los órganos autónomos, los gobiernos municipales, y los representantes de todos los sectores del estado;

Empresarios, cámaras de comercio, instituciones académicas, sindicatos, líderes campesinos, colectivos de mujeres, asociaciones civiles, organizaciones religiosas, artistas, ambientalistas, defensores de derechos humanos, colectivos migrantes, investigadores, periodistas y medios de comunicación.

Gracias a cada uno de ustedes, por responder a un llamado que va más allá de ideologías, de partidos políticos, de nuestras simpatías o diferencias.

Hoy venimos todos en calidad de michoacanas y michoacanos,
Exigiendo lo mismo:

La defensa del presupuesto de nuestro Estado.

Como ustedes saben, pasamos tiempos complicados. Nos encontramos en medio de una pandemia, con una economía nacional desacelerada,

La gente está preocupada por mantener su empleo, por cuidar a su familia, y porque la inseguridad no crezca.

Hoy debemos responder a los múltiples retos y responsabilidades, y nosotros como gobierno estamos preparados para asumirlos y tomar acciones con inteligencia y estrategia.

Sin embargo, el trabajo y la inversión requerida se ve gravemente golpeada por el Proyecto de Presupuesto Federal 2021, que contempla una fuerte reducción a los recursos asignados para el Estado.

Este recorte no es un simple número,
Sino una afectación directa en la vida de nuestra gente.

En primer lugar, sin los recursos asignados, se frenarían de golpe todos los proyectos de infraestructura, que con mucho esfuerzo y disciplina ha trabajado esta administración: obras de agua potable y saneamiento, pavimentación, construcción de carreteras, escuelas y luminarias (…)

Pensemos en los municipios, ¿Se va a permitir que mañana aparezcan problemas sanitarios por no darle mantenimiento al alcantarillado?
¿Se va a arriesgar la vida de los ciudadanos por no atender las carreteras y caminos del Estado?

El recorte también representa un grave riesgo en seguridad, ¿Cómo se va a continuar la profesionalización y el equipamiento de los nuevos elementos policiacos?, Sin los recursos necesarios, será aún más difícil responder a este reto.

Pensemos en el campo. México tiene una deuda histórica con los productores rurales de Michoacán, que tanto han demostrado su productividad y valor. Si no se invierte en los campesinos, ¿Cómo se van a garantizar los alimentos que el país requiere?

Por otro lado, tenemos a nuestra población vulnerable. Después de los recortes del Gobierno Federal, el Gobierno de Michoacán ha asumido el compromiso de apoyar a las estancias infantiles y de mantener el suministro de medicamentos para niñas y niños con cáncer. Reducir el presupuesto para Michoacán reaviva la angustia de miles de padres que necesitan el apoyo y tratamiento para salvar la vida de sus hijos.

Es lo mismo con los pacientes de COVID19. Imaginen ustedes que mañana no tengamos los recursos suficientes para atender a un creciente número de enfermos. ¿Cómo le explicas a los familiares que otros proyectos son más importantes que salvar la vida de sus padres, o la de sus hijos?

Lo mismo con los 109 fideicomisos extintos.

Qué va a pasar mañana con las víctimas que pierdan su hogar en una tormenta o sismo, si acaban de extinguir el Fondo de Desastres Naturales.

Cómo se responderá a las miles de víctimas que se encuentran en total estado de vulnerabilidad, sin el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral.

Y cuál respaldo se le dará a los activistas que hablan con la verdad, sin el Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas,

Hoy no venimos a hablar de dinero,
venimos a hablar de personas,
de personas que tiene derechos
de personas que necesitan apoyo.

Porque mientras se hacen recortes sin fundamento,
La Secretaría de Turismo federal tendrá un incremento de más del 600% para el Tren Maya,
y el aeropuerto de Santa Lucia, el Corredor Interoceánico y la refinería de Dos Bocas contarán con 70% más presupuesto que el año pasado.

Entonces, ¿Dónde queda la gente?

Estos momentos son fundamentales para reflexionar y para que los legisladores federales asuman completamente la defensa de los derechos de las y los michoacanos.

Hoy está en sus manos,
Desde que el país se conformó como República, se estableció que el principal propósito de los legisladores era el de cuidar los intereses de su estado.

Nuestra gente los eligió como representantes,
Confiaron en ustedes,

No pueden abandonarlos ahora.
No pueden fallarle a Michoacán.

Porque gobernar es tener lealtad a tu pueblo,
No a intereses ajenos.

Y por eso estamos aquí,
Para alzar la voz con orden y responsabilidad,
Pero también con claridad y valentía.

Michoacán necesita el presupuesto que por derecho le corresponde.

Y no hay vuelta atrás.
La decisión que tomen, marcará el rumbo de nuestro futuro.

Por la vida de nuestra gente y por la historia de esta gran tierra,
Esperemos que esta vez no nos fallen.