Se quiere sangrar bolsillos de los michoacanos para garantizar política de la dádiva: Fanny Arreola

50

La población no ha logrado reponerse de las afectaciones, pese a ello, en Michoacán el Ejecutivo pretende exprimir a las u los michoacanos con el cobro de un reemplacamiento absurdo

Morelia Michoacán a 26 de noviembre de 2021.- El Ejecutivo del Estado pretende sangrar los bolsillos de los michoacanos a través de los cobros por reemplacamiento, para así garantizar su política de la dádiva, emulando a la administración federal, recalcó la diputada Fanny Arreola Pichardo, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Apatzingán apuntó que, ante el desastre económico generado por la crisis sanitaria y la falta de una política económica de contención y atención adecuada, la población no ha logrado reponerse de las afectaciones, pese a ello, en Michoacán el Ejecutivo pretende exprimir a las y los michoacanos con el cobro de un reemplacamiento absurdo.

Consideró que algunas de las declaraciones vertidas por el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla acerca de que el reemplacamiento es por un tema de seguridad y no de recaudación resultan una burla, sobre todo al tener en cuenta que su propio Secretario de Finanzas, Luis Navarro ha señalado que con la medida pretenden recaudar mil 444 millones de pesos.

“Ahora el mandatario sale y declara que si no hay reemplacamiento habrá un presupuesto deficitario, cuando en campaña se llenó la boca asegurando que lo que había en Michoacán era un desorden en las finanzas y que por eso el recurso no alcanzaba; hoy que ya está en el cargo se da cuenta que vociferar es sencillo y nada tiene que ver con la tarea de gobernar”.

Apuntó que pretender pasar a la población la factura de la falta de recursos en Michoacán debido al castigo económico que el Gobierno Federal ha impuesto a la entidad, es mezquino y atenta contra la economía y el bienestar de miles de familias michoacanas.

“Vemos como los compromisos federales sobre apoyar a Michoacán ahora que ya tiene una administración estatal a modo, siguen siendo sólo ficción, y que existe una obcecación personal desde el Ejecutivo Federal contra nuestro querido estado manteniendo el castigo económico, y por el que ahora las y los michoacanos deberán pagar de sus bolsillos a iniciativa del Gobernador del Estado”, finalizó.