Se acabaron los intocables en el poder, la revocación de mandato va: Alfredo Ramírez

53

Morelia, Michoacán a 6 de noviembre del 2019.- Con la revocación de mandato aprobada en el Congreso de la Unión por diputados y senadores, se otorga a los ciudadanos una herramienta para evaluar el desempeño de los gobernantes, y sancionar su mal actuar con la remoción del cargo; la cuarta transformación ha colocado a México en la ruta de la madurez política, aseveró Alfredo Ramírez Bedolla, legislador de Morena.

Las reformas constitucionales en materia de revocación de mandato y consulta popular, que ya habían sido avaladas en el Senado, ayer fueron aprobados en la Cámara de Diputados con 372 votos a favor, y 75 en contra.

La revocación de mandato es uno de los principales compromisos asumidos por el Presidente Andrés Manuel López Obrador durante su campaña presidencial; su objetivo, explicó Ramírez Bedolla, era que a la mitad de su gobierno las y los ciudadanos tuvieran la oportunidad de evaluar resultados, y decidir si merecía permanecer como titular del Ejecutivo federal; sin embargo, la minuta aprobada en la Cámara Baja dice que solo la ciudadanía puede solicitar que se realice este ejercicio de democracia directa.

El voto a favor de los diputados de Morena, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano, PT, PES y PVEM, fortalece y legítima a la reforma, destacó Alfredo Ramírez y recalcó que además muestra la apertura de las fuerzas políticas a ampliar los derechos democráticos de los ciudadanos.

Durante el debate legislativo, puntualizó el diputado local, se buscó limitar y reducir los alcances de la revocación de mandato como si se tratase de una atribución que se obsequiaría al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cuando en realidad es un derecho que se está dando al ciudadano.

Cumplidos los tres primeros años de gobierno, los ciudadanos pueden convocar a votación revocatoria, para ello tendrían que reunir las firmas del 3 por ciento de la lista nominal de electores en al menos17 estados. En caso de proceder la revocación, el Presidente de la República para los tres años restantes del sexenio será elegido por el Congreso.

Por tratarse de una reforma constitucional, la reforma de revocación de mandato será sometida a votación de los Congresos en los estados, y para entrar en vigor deberá ser aprobada por al menos 17 legislaturas locales.

Ramírez Bedolla ratificó el apoyo de los diputados de Morena a esta reforma que, sin duda, ” será un aliciente para que los gobernantes cumplan con el mandato popular de ejercer el poder público en beneficio de todos”.