Salud, Educación y Seguridad, prioridades para el Ejecutivo en el presupuesto aprobado para el 2021: Carlos Maldonado

9

La aprobación es una muestra de responsabilidad moral hacia las y los michoacanos.

Morelia, Michoacán a 4 de enero 2021.- Las necesidades definidas por el Estado como prioridad ante el contexto actual fueron cubiertas atendiendo los rubros de salud, educación y seguridad, informó Carlos Maldonado Mendoza, titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA), al hablar del Paquete Económico Fiscal 2021, “la aprobación en la Cámara de Diputados estatal de la Ley de Ingresos y el  Presupuesto de Egresos, es una muestra de responsabilidad moral para con las y los ciudadanos, si bien se trata de uno deficitario, no es más que una visión realista sobre la complicada situación que se enfrenta fundamentalmente en materia económica, de salud y social que enfrentamos, y en base a la cual se conformó el paquete presentado”,
Enfatizó que es necesario atender los rubros de mayor peso para dar estabilidad a la entidad, sin descuidar otros que son prioritarios para el desarrollo del estado como son la economía, el campo, la obra pública, el deporte, entre otros.

Maldonado mencionó que también “se busca fortalecer las acciones que se han estado implementado para combatir la crisis de salud, El fortalecimiento de la infraestructura médico-hospitalaria se ha dado desde hace 5 años, lo que ha permitido una atención oportuna y de calidad a los michoacanos, muestra de ello es la puesta en marcha y consolidación en el 2021 de ciudad salud”.

En la sesión del 30 de diciembre del 2020, las y los integrantes de la LXXIV Legislatura de Michoacán aprobaron el Paquete Económico Fiscal para el ejercicio fiscal 2021, dentro del que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), el CONALEP, y el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) incrementaron su recurso, lo que permitirá que haya garantía en los recursos financieros para su operación y pago de nóminas que se establece en el convenio que rige su financiamiento, además de que el proceso electoral sea acorde a la transición que se espera.

En seguridad, el incremento al presupuesto es mayor debido a que se busca dejar una institución acorde a las demandas que se tienen; mayor número de elementos policiales, equipamiento y su contratación de este año. Respecto a educación, la autoridad estatal cubre lo que les corresponde en cuanto a obligaciones con los maestros y administrativos, inclusive para la operación de las instituciones educativas, “no están garantizados más de 5 mil millones que corresponden a la Federación, por lo que se fortalecerán las estrategias de austeridad y gestión de los recursos para cubrir las necesidades de este sector en el marco del convenio suscrito con la Federación en enero de 2020, donde el Gobierno Federal se comprometió a federalizar la nómina educativa básica” subrayó Carlos Maldonado.

Con un presupuesto de 75 mil 616 millones 545 mil 244 pesos, y tomando en cuenta que hay un presupuesto deficitario de 6 mil 954.9 millones de pesos, queda claro que las finanzas de Michoacán están mejorando pero que aún existe un gran reto por delante para logar la sostenibilidad presupuestal teniendo como pilares, la austeridad y eficiencia del gasto público y fortalecimiento recaudatorio, por lo que no fue necesario solicitar ningún crédito; únicamente, tal como ha sido la estrategia de la presente administración estatal, se tiene como objetivo al amparo de la autorización otorgada, reestructurar una serie de coberturas de riesgo de incremento de tasas de interés llamados SWAP, que no son financiamientos sino unos seguros que cubren al Estado en caso de un incremento exponencial de las tasas, para buscar mejorar sus condiciones conforme a la oportunidad que actualmente brinda el mercado financiero nacional, ello con la finalidad de ajustar a la baja las tasas de intereses que deben pagarse conforme a los convenios que se tiene con las instituciones bancarias, y que esto signifiquen ahorros al Estado en el pago del costo de la deuda.

Además de incrementar la recaudación estatal y otorgar incentivos a aquellas empresas que generen mayores empleos y ayuden al desarrollo económico durante la pandemia, toda vez que hay un transitorio para exentar en el Impuesto Sobre la Nómina a quienes incrementen su plantilla laboral.  Asimismo, se da una prórroga de 3 meses a los Ayuntamientos para que ejerzan el presupuesto del año anterior durante el primer trimestre del siguiente y evitar subejercicios.