Piden a Raúl Morón, Síndico y Regidores del Ayuntamiento de Morelia, que no accedan al derribo de la escultura

19

Los Constructores de la Ciudad por parte del Consejo Supremo Indígena de Michoacán.

Aquí el texto íntegro que envía la Academia Nacional de Historia y Geografía a las autoridades de la capital michoacana:

ACADEMIA NACIONAL DE HISTORIA Y GEOGRAFÍA.
FILIAL CORRESPONDIENTE. CAPÍTULO MICHOACÁN.

Morelia, Michoacán a 11 de octubre del 2020.- PROFESOR RAÚL MORÓN OROZCO

PRESIDENTE MUNICIPAL DE MORELIA
Presente.

CC. SÍNDICO Y REGIDORES DEL HONORABLE AYUNTAMIENTO DE MORELIA.
Presentes.

La que suscribe Doctora en Arquitectura Gloria Angélica Álvarez Rodríguez, por propio derecho y en representación de la Academia Nacional de Historia y Geografía, Filial Correspondiente, Capítulo Michoacán, previo consenso con los miembros que la conforman EJERCIENDO SU DERECHO HUMANO A PARTICIPAR EN LA VIDA CULTURAL y en relación a las notas periodísticas publicadas en días pasados sobre la posible Remoción del Monumento dedicado a los Constructores de nuestra Histórica Ciudad, ubicado en la Avenida Acueducto frente a la unidad deportiva Ejército de la Revolución, nos pronunciamos en contra de que sea removido ese significativo Monumento toda vez que es reflejo de la historia de nuestra comunidad.

Como usted sabe la placa que lo acompaña colocada el 11 de mayo de 1995 con la aprobación de la ciudadanía deja muy clara la intención con que se hizo:
“A los constructores de la ciudad”.

Los Habitantes de la ciudad de Morelia erigen, llenos de gratitud y orgullo,
este monumento dedicado a la memoria de los constructores de
Guayangareo-Valladolid-Morelia.

Monumental y hermosa urbe, urdimbre de piedra y cultura que hemos heredado”.

Respecto de la ubicación la placa dice:
“El lugar que ocupa el monumento fue elegido por ser un punto de la ciudad donde se integran dos puntos del desarrollo de la misma.”

Los elementos referentes al racismo que colocaron a las esculturas denotan que desconocen la finalidad con que fueron colocadas, no son representativas de la esclavitud, o del poder religioso, o de pretendida humillación hacia los pueblos originarios.

Debemos recordar que se vivía una crisis por las sequías que desencadenaron pobreza y hambre, el Obispo fray Antonio de San Miguel aportó recursos propios para construir el acueducto que representó trabajo para aquellos que no lo tenían ante la debilidad de la autoridad para enfrentar la crisis. No fueron dádivas, fue trabajo remunerado, como sucede actualmente. No fue trabajo esclavo.

Están también representados el alarife, arquitecto o ingeniero constructor que dirige la obra; el maestro cantero, quién traza la estereotomía para el adecuado corte del material: la cantera; por último el trabajador que aporta la mano de obra, igual a como se hace hoy en día.

Por supuesto que rechazamos la esclavitud, la explotación y posibles abusos que hubiesen existido en cualquier época, sin embargo, este monumento es un reconocimiento a aquellos que hicieron posible la edificación de esta ciudad que hoy nos llena de orgullo, la historia vivida debe ser recordada para seguir adelante como ciudad, Municipio, Estado y Nación.

El monumento no necesita una consulta ciudadana para continuar donde está, ocupa el lugar por derecho propio, forma parte de la Memoria Histórica de la ciudad y no debe ser utilizado como pretexto para generar violencia, basta de permitir que grupos cualesquiera que sean sus ideas provoquen destrucción y agredan con toda impunidad, ustedes como autoridades tienen el apoyo ciudadano para imponer la ley.

Con fundamento jurídico nacional en los artículos 1º, 4º y 8º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; artículos 1º, 2º, 3º, 4º, 8º, 19 y 45 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos; artículo 2º de la Ley que crea el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura; artículos 1º, 2º, 5º, 6º, 8º, 9º, 10º, 22, 23, 24, 25, 26, 33, del Reglamento Urbano de los Sitios Culturales y Zonas de Transición del Municipio de Morelia; Capítulo 2 apartados 2.2, 2.3, 2.3.1 y 2.3.2 del Programa Parcial de Desarrollo Urbano del Centro Histórico de Morelia Michoacán.

Así mismo con fundamento jurídico Internacional soportado por el artículo 15 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; y al artículo 1º de la Carta Internacional sobre la Conservación y la Restauración de Monumentos y Sitios (Carta De Venecia 1964) que dice:

“La noción de monumento histórico comprende la creación arquitectónica aislada así como el conjunto urbano o rural que da testimonio de una civilización particular, de una evolución significativa, o de un acontecimiento histórico.

Se refiere no sólo a las grandes creaciones sino también a las obras modestas que han adquirido con el tiempo una significación cultural”.

Por todo lo anterior atentamente pedimos a ustedes:

ÚNICO: conservar el Monumento referido como hasta ahora se encuentra y protegerlo de cualquier daño o deterioro.

Sin otro particular, le reitero la seguridad de mi más distinguida consideración y respeto.

A T E N T A M E N T E

DRA. GLORIA ANGÉLICA ÁLVAREZ RODRÍGUEZ
PRESIDENTE

Domicilio y correo electrónico para recibir notificaciones: Ganadería El Junco #139. Fraccionamiento Jardines del Toreo.
labellagoya@hotmail.com

C.c.p. Silvano Aureoles Conejo. Gobernador del Estado de Michoacán.
C.c.p. Claudio Méndez Fernández. Secretario de Cultura del Estado de Michoacán.
C.c.p. Cardiela Amezcua. Secretaria de Cultura de Morelia
C.c.p. Jaime Reyes. Delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia.
C.c.p. Morelia Patrimonio de la Humanidad. A. C.
C.c.p. Consejo Ciudadano de la Ciudad de Morelia.
C.c.p. Adrián Iturbide Mejía. Presidente Estatal de Adopte una Obra de Arte. A.C.
C.c.p. Ricardo Díaz Ferreyra. Presidente de la Barra Michoacana Colegio de Abogados A.C.
C.c.p. Marco Antonio Calderón Bustos. Presidente del Colegio de Arquitectos de Michoacán.
C.c,p. Escuela de Arquitectura. Universidad Vasco de Quiroga.
C.c.p. Academia Nacional de Historia y Geografía. Patrocinada por la UNAM. Cd. De México. En su 95° aniversario.
C.c.p. Archivo.