Necesario combatir el trabajo infantil desde toda esfera del Poder Público: GPPRD

35

Morelia Michoacán a 12 de junio de 2019.-Este 12 de junio se conmemora el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil

En México es necesario combatir desde toda esfera del Poder Público el trabajo infantil, ya que nuestro país ocupa el segundo lugar en Latinoamérica de menores trabajadores, subrayan los integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

Los legisladores perredistas, Araceli Saucedo Reyes, Norberto Antonio Martínez Soto, Octavio Ocampo Córdova y Antonio Soto Sánchez, recordaron que hoy 12 de junio se conmemora el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, como una medida mundial para abatir el trabajo de menores, ya que datos de la Organización de las Naciones Unidas refieren que en el mundo existen alrededor de 168 millones de niñas y niños víctimas de este fenómeno.

En el caso de México, apuntaron que la UNICEF reporta 3.6 millones de menores que están trabajando, de los que el diez por ciento lo hacen en las peores condiciones.

Además los datos del Consejo Estatal de Población apuntan la existencia de cerca de cien mil menores trabajadores en Michoacán, lo que ubica al estado en la posición 14 a nivel nacional.

“De las niñas y niños trabajadores en el estado el 50 por ciento está empleado como jornaleros agrícolas, en donde los municipios de Chilchota, Coeneo, Yurécuaro y Tanhuato son los que reportan la mayor incidencia”.

Recordaron que los derechos de la infancia son derechos inalienables e irrenunciables por lo que nadie puede infringirlos, o desconocerlos en ninguna circunstancia, “los documentos internacionales y la Ley suprema de nuestro país, reconocen a las niñas, niños y adolescentes como titulares de éstos derechos, donde el gobierno y sociedad son los sujetos obligados para respetarlos”.

Para los diputados del Grupo Parlamentario del PRD es un deber irrenunciable promover y fortalecer las acciones que sean necesarias para el combate al trabajo infantil, ya que proteger a las niñas y niños contra el abuso y la privación de sus derechos fundamentales, es un elemento esencial para defender el sano desarrollo de sus potencialidades.