Muro fronterizo se construirá lo más pronto posible, asegura Casa Blanca

242

El portavoz Spicer comentó que la nueva administración “perseguirá a los inmigrantes” ya que la prioridad del mandatario estadounidense es sacar a las personas que quieren perjudicar al país además de que se tomarán medidas de rechazo y represalías contra las ciudades que apoyen ay protejan a los migrantes. 

Washington DC. a 25 de enero de 2017.-El gobierno del presidente de Estados Unidos , Donald Trump, sí construirá el muro fronterizo con México lo más pronto posible, confirmó en conferencia de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Sean Spicer comentó que la nueva administración “perseguirá a los inmigrantes” ya que su prioridad es sacar a las personas que quieren perjudicar al país además de que se tomarán medidas de rechazo y represalías contra las ciudades que apoyen a protejan a los migrantes.

De acuerdo con él, Trump hablará con el Congreso de Estados Unidos para revisar el financiamiento del muro luego de haber firmado un decreto para iniciar su construcción.

Donald Trump ya ha firmado la orden ejecutiva para destinar fondos federales para la construcción del muro fronterizo con México durante una ceremonia en el Departamento de Seguridad Nacional.

El mandatario ya había adelantado la medida anoche a través de su cuenta de twitter. “Mañana nos espera un gran día en Seguridad Nacional. Entre muchas otras cosas, vamos a construir el muro”, escribió.

De esta forma comienza a materializarse una de sus principales promesas durante la campaña y el primer golpe frontal de su administración a la inmigración, que ha sido calificada por Trump como una amenaza a la seguridad nacional.

Más temprano esta mañana, en su primer entrevista televisiva desde que tomó protesta, Trump aseguró a la cadena ABC, que la construcción del muro comenzará en los próximos meses y que su planificación dará inicio de inmediato.

La firma del decreto se da en el marco del inicio de las reuniones de alto nivel entre los gobiernos de México y Estados Unidos, para preparar el terreno de la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Washington el próximo 31 de enero.

Funcionarios de la Casa Blanca comentan que el mandatario estadounidense se encuentra analizando planes que reduzcan la inmigración de refugiados de países “propensos al terrorismo”, por lo que se impedirá el acceso a refugiados sirios que deseen ingresar al país.

Se espera que Donald Trump dirija un mensaje a los inmigrantes legales esta semana, aseguraron los funcionarios, para detener un programa que lleva funcionando desde hace décadas y que otorga refugio a personas vulnerables que solicitan asilo, para “comenzar el proceso de reducirlo dramáticamente”.

Trump había anunciado que quería ser presidente en este país y que él devolvería los empleos a la población norteamericana e insistió que la deportación de inmigrantes y la construcción de un muro sería la solución para frenar el problema migratorio.

En junio de 2015, Trump lanzó un tuiter en el cual comentó:

“DEBEMOS tener fuertes fronteras y detener la inmigración ilegal. Sin eso no tenemos un país. Además, México está matando a U.S. en el comercio”.

El ahora mandatario-antes y después de su campaña-insistió que el muro sí sería levantado. De hecho, en febrero de 2016 el republicano calculó que construirlo costaría cerca de 8 mil millones de dólares. El costo, de acuerdo con el presidente estadounidense, será pagado por México a través impuestos.