LOS MICHOACANOS MERECEN POLÍTICA DE ALTO NIVEL, UN EJERCICIO LIMPIO Y TRANSPARENTE PARA LEGITIMIZAR ALIANZAS: MARIO MAGAÑA JUÁREZ

11

EL PRIISTA LLAMA A LA CLASE POLÍTICA A INTEGRARSE EN UN EJERCICIO QUE DIGNIFIQUE EL PROCESO ELECTORAL

 

Morelia, Michoacán a 12 de enero  de 2021.- “Las malas prácticas partidistas, los acuerdos parciales han salpicado la honorabilidad de los actores políticos en general; ante éste escenario, es necesario observar que los Michoacanos merecen una política de alto nivel, procesos limpios y transparentes para avalar y legitimizar las alianzas y que todos los partidos nos unamos en esta lucha”.

 

Así se pronunció esta mañana Mario Magaña Juárez, en entrevista con medios noticiosos, donde declaró            que aún se puede recuperar la credibilidad ciudadana, con acciones y acuerdos transparentes que no causen enojos y en consecuencia dispersen a los seguidores de uno u otro candidato al interior de los partidos y de las propias alianzas; destacó que los liderazgos partidistas deben ser ejemplo de unidad y generar procesos partidistas transparentes y democráticos internamente.

 

El exlegislador observó que los ciudadanos requieren formas nuevas a la política y respuestas diferentes a los políticos y sentenció: “Nuestra intención de cambio se mide con actuaciones, no con declaraciones”. 

 

Agregó: “La sociedad reclama tranquilidad y resultados y estos tiempos de crisis obligan a que los liderazgos políticos demuestren solidaridad y propuestas acertadas, creemos firmemente en los acuerdos entre los principales partidos para dar respuesta a los temas que más preocupan a los ciudadanos. Porque la sociedad pide unión para solucionar los temas importantes, nosotros debemos responder con unidad”.

 

Magaña Juárez Concluyó: “Sabemos que la confianza se gana a diario, en contacto permanente con los ciudadanos, con compromiso, trabajo y, por supuesto, siempre actuando con legalidad y en pos del bien general, mejorando las instituciones y descolonizándolas de criterios unilaterales; con cercanía y sensibilidad con quienes más sufren la crisis, que constituyen una amplísima mayoría social.