Federación deben destinar mayor presupuesto para la atención de las mujeres: Lucila Martínez

21

Morelia Michoacán a 27 de noviembre de 2020.-En México se deben impulsar acciones reales y efectivas que abonen a la erradicación de todos los tipos de violencia contra las niñas y mujeres, para lo que se requiere presupuesto y programas eficaces, por lo que el Gobierno Federal no debe abandonar a este sector de la población, como lo ha hecho a lo largo de su administración, subrayó la presidenta de la Comisión de Igualdad Sustantiva y Género en la LXXIV Legislatura Local, Lucila Martínez Manríquez.

“Mientras el titular del Ejecutivo Federal no entienda la gravedad de lo que hoy están viviendo las mujeres, no se podrá erradicar este flagelo que nos lastima a todos como sociedad, porque no se trata de un problema solo de los gobiernos anteriores, sino también del actual, por lo que se debe dimensionar la gravedad y actuar en consecuencia”.

En nuestro país, de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), 2 mil 874 mujeres han sido asesinadas de enero a septiembre de 2020, lo que evidencia un incremento en comparación con lo reportado en el 2019.

Lucila Martínez dijo que a nivel internacional, México está considerado como un país que golpea, viola, desaparece y mata a sus mujeres, y es evidente las pocas acciones integrales que se promueven para erradicar y combatir este flagelo, claro ejemplo, el presupuesto aprobado para el siguiente año y el caso omiso que se han hecho a los llamados de mujeres y organizaciones desde que inicio la pandemia.

“Es claro que el Gobierno Federal se ha quedado corto en la aplicación de programas que permitan cerrar las brechas cada vez más extensas en cuanto a la protección a las mujeres, lo que dificulta alcanzar una verdadera justicia y progreso para este sector”.

Hizo mención que si bien es cierto que la violencia que vive el país lleva años desbordada, también es cierto que es responsabilidad de la Federación hacer que las cosas mejoren, y no reduciendo el presupuesto destinado a refugios y a los organismos dedicados a combatir la violencia contra la mujer, así como para para atender temas de salud materna, sexual y reproductiva, y su decisión de dejar de apoyar a las estancias infantiles.

“También debemos tener en claro que erradicar la violencia por razones de género no es un tema que atañe únicamente a los gobiernos, la familia y nuestra sociedad en su conjunto juega un papel importantísimo en ello, pues es a través de los valores que recibimos en nuestro seno familiar que hemos de conformar una sociedad afectiva, responsable y solidaria”.

La falta de acciones claras para atender este problema, ha generado que en los últimos años, se pueda observar un alarmante aumento en las estadísticas que nos muestran una parte de la realidad que vivimos día con día, es así que la Organización de las Naciones Unidas estima que 6 de cada 10 mujeres en el mundo han enfrentado algún incidente violento durante su vida; de igual forma, la Organización Mundial de la Salud estima que derivado de esta violencia, al menos el 42% de las mujeres refieren alguna lesión.

“En esta misma tesitura, observamos que en nuestro país, la violencia ejercida por razón de género es alarmante, pues según datos del Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a septiembre se registraron 704 feminicidios; más de 43 mil mujeres sufrieron lesiones de forma dolosa; 167 fueron secuestradas en ese periodo; 347 fueron víctimas de trata; más de 163 mil sufrieron violencia familiar; y se reportaron más de 12 mil violaciones”.

Por ello, convocó a cerrar filas para erradicar la violencia, y que el Estado Mexicano promueva acciones concretas y eficaces en donde se involucren el compromiso de todos los órganos y niveles de gobierno y sociedad, ya que para salir adelante, se requiere de la solidaridad de todos y todas.