Entrega Bedolla 17 mdp en apoyos a familias cuidadoras de niñas y niños con cáncer

75
Print Friendly, PDF & Email

Morelia, Michoacán a 1 de diciembre del 2022.- El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla y Carolina Rangel Gracida, secretaria del Bienestar, entregaron apoyos a 405 familias cuidadoras de niñas y niños con cáncer, lo que representó una inversión de más de 17 millones de pesos del programa que impulsa la administración estatal.

El mandatario indicó que es prioridad trabajar acciones que beneficien a la población vulnerable y por ello, se pensó en apoyar con 4 mil pesos mensuales a las familias cuidadoras de hijas e hijos con cáncer, para que puedan cubrir traslados, alimentación, hospedaje o complementar tratamientos oncológicos, según sea necesario.

“La atención requiere de gastos y por eso, se pensó en apoyarles el tiempo que dure el tratamiento o la supervisión médica, porque se puede salir adelante de la enfermedad cuando se atiende a tiempo y de manera constante”, apuntó.

Ramírez Bedolla anunció también que, para el 2023, el programa se extenderá a madres de familias que padezcan cáncer de mama o cervicouterino.

La secretaria del Bienestar, Carolina Rangel Gracida, informó que hoy se da inicio a la entrega de los recursos del último bimestre del año en apoyo a familias cuidadoras de niñas y niños con cáncer.

“Durante 2022 se dispersaron más de 17 millones de pesos, beneficiando a 405 familias en 93 municipios, demostrando que sin corrupción se puede hacer mucho en beneficio de los grupos más vulnerables”, indicó.

Agregó que las y los niños con cáncer se atienden en hospital del IMSS y del ISSSTE de la capital michoacana, así como en hospitales de Colima, Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Guanajuato, Puebla y Querétaro, gracias a la política del buen vecino que se tiene en el gobierno estatal.

Alma Laura Yerena Villanueva y Nancy Mendoza Gutiérrez, beneficiarias del programa agradecieron al gobernador el apoyo que llega de manera directa sin intermediarios, porque con ello cubren necesidades que tienen para no dejar el tratamiento de sus hijos por falta de recursos económicos.