En México no podemos retroceder en la defensa de los derechos humanos: Fanny Arreola

55
Print Friendly, PDF & Email

Consideró de gravedad lo que está ocurriendo a nivel federal en México en materia legislativa con la Guardia Nacional, en donde la defensa de los derechos humanos pareciera perder la batalla al quedar invisibilizada por el rejuego político

Morelia Michoacán a 14 de septiembre de 2022.- En México no podemos retroceder en la defensa de los derechos humanos, ni dar pasos hacia atrás en el marco normativo que hemos construido para garantizarlos, apuntó la diputada Fanny Arreola Pichardo, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Apatzingán, consideró de gravedad lo que está ocurriendo a nivel federal en México en materia legislativa con la Guardia Nacional, en donde la defensa de los derechos humanos pareciera perder la batalla al quedar invisibilizada por el rejuego político.

“Es fundamental hoy más que nunca, reconocer y pugnar por el pleno reconocimiento y respeto de todos los derechos humanos, económicos, sociales, culturales, civiles, políticos y ambientales, reafirmando su carácter universal e inalienable, progresivo e integral, indivisible e interdependiente y por superar las limitaciones actuales que obstaculizan su ejercicio y plena vigencia”.

Recordó que el reconocimiento, vigencia y cumplimiento de los derechos humanos son fruto de las luchas populares y sociales, de mujeres y de hombres, en todo el mundo durante procesos históricos de cientos de años, por lo que no deben abrirse caminos que impliquen retrocesos al respecto.

“El objetivo fundamental en materia de derechos humanos debe ser su exigibilidad, defensa y concreción orientadas a su plena realización en todos sus niveles y ámbitos”.

Fanny Arreola recalcó que la Carta de las Naciones Unidas y La Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como los Tratados Internacionales, que ha suscrito y aprobado México como estado parte, que incluyen preceptos básicos que la humanidad ha configurado para garantizar el respeto a la dignidad humana y obligan a la adopción de medidas, hasta el máximo de recursos de que disponga, encaminadas a lograr progresivamente y por todos los medios apropiados, la plena efectividad de los derechos humanos.

“El cumplimiento de estos derechos, establecidos en la Constitución y en las leyes que de ella emanan, posibilita la igualdad social real y su exigibilidad individual y colectiva”, recalcó.