Cristóbal Arias acepta que agredió a su esposa

137

Morelia, Michoacan a 12 de septiembre 2020.- Integrantes de la Red Colectiva Feminista de Michoacán, que se presentaron como, “activistas sin afiliación política”, irrumpieron durante el evento en el cual el diputado federal Mario Delgado, anunciaba su aspiración para dirigir al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), para recordar el pasado bochornoso del Senador Cristóbal Arias Solís.

Frente al coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, una de las voceras del grupo manifestante recordó que, “en marzo de 2005, María Ortega denunció a su esposo, Cristóbal Arias Solís, hoy Senador de la República, por intento de asesinato. De esta afirmación, ofrecieron pruebas documentales. La entonces Fiscal Especial contra la Violencia Intrafamiliar en Michoacán (María Ortega), interpuso una denuncia en la Subprocuraduría Regional de Morelia en contra de su esposo (Cristóbal Arias) por el delito señalado.

Según las constancias y referencias en medios de comunicación exhibidas en sendas cartulinas, “la mañana del jueves 17 de marzo (2005), (Cristóbal Arias) intentó asesinarla con un cuchillo luego de que ella le pidió que dejara de beber”. Las feministas calificaron al Senador como, un “agresor de mujeres”.

Al término del evento, Arias Solís se sinceró con los medios de comunicación y aceptó que el hecho denunciado, efectivamente ocurrió y agredió a su esposa: “Los hechos ocurrieron hace muchos años y fue una situación interna entre mi esposa y yo”. Agregó, que la presencia del colectivo feminista en el evento proselitista de Mario Delgado fue, “un acto burdo de provocación”, orquestado y ensayado por “una mano negra, peluda y oblicua”.
Cuestionado sobre el origen de lo que calificó como “un ataque”, no dudó en señalar al presidente municipal de Morelia, Raúl Morón, como el responsable: “De ahí han surgido otros ataques orquestados por elementos del ayuntamiento y otras personas”.

La representación de la Red Colectiva Feminista de Michoacán solicitó a Mario Delgado, “evite que aspirantes con acusaciones de violencia lleguen a cargos públicos”.