COVID-19 y Salud Sexual y Reproductiva responsabilidad de todos: Lupita Alcaraz

13

En reunión de la Comisión de Salud y Asistencia Social se trató el tema de cómo mantener la salud sexual en época de pandemia?

En ese sentido la regidora Lupita Alcaraz dijo, la llegada de la pandemia por COVID-19 ha venido a parar el mundo y dejado consecuencias dramáticas para la vida de muchas personas.

En el mismo orden de ideas la integrante de la comuna moreliana Alcaraz Padill enfatizó, a la par que hace estragos a nivel sanitario, social y económico, y que va dejando una estela de daños y perjuicios de costosa recuperación, también ha creado un escenario en el que poder analizar algunas dimensiones sustanciales de la naturaleza humana, como son la sexualidad y la reproducción.

La sexualidad no sólo puede proporcionar bienestar, sino que nos define, nos acompaña indefectiblemente como nuestra sombra, y nos permite el auto-reconocimiento y el reconocimiento del otro.

Por tanto, cuidar adecuadamente este ámbito de la vida supone una obligación de primer orden.

En tiempos en los que la adversidad que acompaña a la COVID-19 recuerda también es urgente no olvidar la importancia de atender adecuadamente la salud sexual y salud reproductiva.

La situación de estrés y saturación sanitaria está llevando a los sistemas de salud a redirigir los recursos de los servicios de salud sexual y reproductiva y a limitar el acceso a la Planificación familiar.

Esto supone un riesgo fundamental para las mujeres, quienes siguen necesitando acceso a métodos contraceptivos.

Como Presidenta de la Comisión de Salud y asistencia social, se hace un llamamiento durante esta crisis sanitaria, a una atención precisa y de apoyo a las necesidades en este ámbito, protegiendo los derechos de salud sexual y reproductiva, con énfasis en la seguridad y dignidad, y, evitando perpetuar normas de género dañinas, discriminatorias y desiguales con las mujeres.

“La experiencia de brotes pasados muestra la importancia de incorporar un análisis de género a los esfuerzos de preparación y respuesta para mejorar la efectividad de las intervenciones de salud y promover objetivos de equidad de género”.

En cualquier situación de convivencia se insiste en las normas generales de higiene.