Por :Fernando Pérez Chávez

 

¡Otra vez el Chantaje del Rector y Sindicatos!.

Opacidad en el Manejo de Recursos en la UMSNH.

Trabajadores con Salarios y Prebendas Desmedidas.

Morelia Michoacán a 10 de septiembre de 2018.- En guerra el rector Medardo Serna y sus aliados, los dirigentes del SPUM, Gaudencio Anaya y del SUEUM, Eduardo Tena, para demandar a través del chantaje sentimental y político más de mil millones de pesos para la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, porque está en quiebra y no tiene dinero para pagar los altos sueldos de funcionarios, profesores y empleados de septiembre a diciembre del presente año.

Los dueños de los mafiosos sindicatos universitarios, han vuelto a unir fuerzas para arreciar su estrategia anual de presión y chantaje, para no perder las prebendas de los súper bonos sueldos y despensas más allá de los salarios de los funcionarios, maestros y empleados que los rectores les han dado en forma desmedida.

Ante esta situación es insostenible la crisis financiera y lo más grave del problema es pagar una pensión  o jubilación sin haber creado su propio sistema de pensionados e incluso existen recursos de revisión en contra el ex rector Salvador Jara Guerrero y del dirigente del SUEUM, Eduardo terna Flores, pero las observaciones no han sido atendidas.

Estas irregularidades han sido dadas a conocer por el titular de la Auditoría Superior de Michoacán, José Luis López Salgado y ahora por Daniel Chávez García titular del lnstituto Michoacano de Transparencia y Protección de Datos Personales, dio a conocer que la Universidad Michoacana, elude la transparencia y mantiene en la opacidad el manejo de los recursos públicos.

Sin embargo, el rector de la Universidad Michoacana, Medardo Serna, no mueve un dedo para ayudar a solución el problema financiero y sí tiene el descaro y la desfachatez de exigir más y más presupuesto, con una voracidad depredadora y para ellos hace alianza con los dirigentes sindicales, los cuales  han logrado que ellos y sus agremiados no paguen impuestos a hacienda sino que no pagados por el erario público, amén del ofensivo mantenimiento a las casas del estudiante.

Por otro lado, es evidente que la Universidad Michoacana tiene altas posibilidades de salirse otra vez con la suya, porque tiene varios frentes: el Gobierno del Estado, el Federal que encabeza Enrique Peña Nieto y que a partir de diciembre presidirá Andrés Manuel López Obrador y el bloque de diputados de Morena, que entrarán  en funciones a partir del 15 de septiembre en el Congreso de Michoacán, porque el rector se puso de tapete del dirigente estatal de Morena, Roberto Pantoja y de AMLO.

Finalmente ojalá y que el gobierno estatal y federal no cedan al chantaje nicolaita, porque el dinero exigido será sólo para pagar la prebendas de los agremiados de los dos sindicatos y funcionarios nicolitas, nunca para mejorar de calidad educativa, para justificar el aumento, pero se debe de poner un alto a la ambición ofensiva de las autoridades universitarias en Michoacán.