Coordenadas Políticas 

44

Por: Fernando Pérez Chávez 

Grupo de Jesús Reyna Deja al PRI. 

Hernández Peña Agudizo División. 

En Agonía el Tricolor en Michoacán. 

Morelia Michoacán 5 de noviembre de 2020.-La imposición de Jesús Hernández Peña como dirigente estatal dividió y fracturo al PRI en Michoacán y en las elecciones del 2021, cuando será renovada la gubernatura, el congreso del estado, las 113 presidencias  municipales y las doce diputaciones federales, sepultará al instituto político.

Y no obstante que Hernández Peña es un personaje sin liderazgo el dirigente el Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Alejandro Cárdenas lo impuso como presidente del CDE en Michoacán y debido a que responde sólo a los intereses personales del grupo del ex senador y ex candidato perdedor a la gubernatura, Ascensión Orihuela Bárcenas, acentuó la división en el PRI.

El gerente del PRI en Michoacán, primero impuso en el comité estatal a amigos y compadres que tienen secuestrado al instituto político, luego impuso dirigentes municipal, sin ninguna consulta a las bases y dirigentes provisionales en la CNOP como Eligio González y en el ONMPRI a Marisol Aguilar.

Ante esa situación el grupo del ex gobernador Jesús Reyna García, que impugnó el Consejo Político Estatal, luego de que no permitieron el registro de la planilla roja y debido a la imposición de Jesús Hernández Peña, decidió distanciarse y hace una horas anunciaron su separación del PRI y la creación de la organización Crisol Michoacano desde donde  realizarán trabajo socio-político en busca acuerdos con los sectores más representativos en cada municipio, con único interés de mejorar las condiciones de bienestar de sus comunidades.

Por otro lado, entre los personajes que se van del PRI, figuran Cuauhtémoc Ramírez Romero, ex dirigente de la CNC y ex diputado local; Rafael López Hernández, dirigente de la CTM, dirigente del sindicado de electrisistas y ex diputado local; Salvador Galván Infante, ex rector de la UMSNH, ex presidente municipal de Morelia y ex diputado local, el ex dirigente del CDE del PRI, ex gobernador, ex diputado local y federal, Jesús Reyna García, entre otros destacados priistas, que no han sido tomados en cuenta por la dirigencia de Jesús Hernández.

Finalmente la desbanda de priistas sin lugar a dudas debilitará más al PRI, que en los comicios del 2018 perdió las doce diputaciones federales, no ganó ninguna diputación de representación relativa en el Congreso del estado y perdió la mayoría de las 113 presidencias municipales, así que panorama se pinta de negro, Jesús Hernández Peña que se cree el dueño del PRI en Michoacán.