Convoca Silvano Aureoles a periodistas y reporteros “a cerrar filas” por Michoacán

21

Zitácuaro, Michoacán a 25 de mayo de 2018.- Manuel Buendía, el periodista que cimbró hasta sus cimientos a la poderosa, Petróleos Mexicanos (PEMEX), su información sobre la corrupción en la paraestatal obligó al presidente Miguel de la Madrid, a proceder legamente contra el que fuera su director, Jorge Díaz Serrano.

El hombre que en sus inicios militó en el Partido Acción Nacional, y luego se dedicó a revelar los nexos y acciones ilegales del alto clero, grupos de ultraderecha e importantes empresarios del país. Autor de la columna Red Privada, la más leída de México, cuya pluma fue silenciada cuando le dispararon por la espalda en el año 1984.

Este jueves 24 de mayo, el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, encabezó en Zitácuaro, Michoacán, el acto conmemorativo por el 92 aniversario del natalicio de Manuel Buendía, ocurrido en esta cabecera municipal. Ahí, reconoció que Buendía, “se enfrentó a un sistema político que ejercía un control férreo de la información y ensanchó los horizontes de la libertad de expresión.

Acompañado por el Club de Periodistas del oriente de Michoacán, comunicadores y reporteros del toda la entidad, reconoció que gracias a su persistencia y de la sociedad organizada se logró, “sacar de la sombra al poder público, con lo que se consiguió que la transparencia y la rendición de cuentas fueran indisociables del ejercicio de gobierno”.

Manuel Buendía fue asesinado el 30 de mayo de 1984, según las crónicas de ese día, el hecho ocurrió alrededor de las seis y media de la tarde en la esquina de Hamburgo e Insurgentes, cuando Buendía se dirigía a sus oficinas de Paseo de la Reforma. Fue encontrado culpable de la autoría intelectual del magnicidio, quién fuera director de la Dirección Federal de Seguridad (uno de los tentáculos más perversos del poder), José Antonio Zorrilla Pérez.

En el evento, el gobernador michoacano convocó a periodistas y reporteros a “cerrar filas: “Tenemos un objetivo común, preservar la libertad de expresión como un derecho esencial para el desarrollo de las sociedades democráticas y bien informadas. La información veraz, objetiva e imparcial, no está reñida con la posibilidad de que poderes públicos y periodistas sumemos esfuerzos para alcanzar la meta de todas y todos los michoacanos”.

Por último, el ejecutivo estatal se comprometió a que periodistas y reporteros de Michoacán, “tengan las garantías necesarias para ejercer su vocación de forma veraz y objetiva”.