Clausuran hotel del ex-alcalde Poncho Martínez

185

Morelia Michoacán a 30 de Enero de 2019.- El ayuntamiento de Morelia clausuró el hotel Casa Madero, propiedad del ex edil moreliano Alfonso Martínez Alcázar, por ampliar su negocio hasta la banqueta y obstruir la movilidad peatonal.

De acuerdo al Reglamento municipal, modificado y aprobado por el Cabildo del entonces alcalde mireluano Alfonfinso Martinez, quien sea causante de daños a la propiedad municipal de carácter histórico con la instalación de anclajes como una tarima de restaurante en la banqueta de la avenida Madero, como la colocada por Alfonso Martínez Alcazar, debe ser sancionado severamente y obligado a quitar inmediatamente la estructura inconveniente.

Ello lo indicó el secretario del Ayuntamiento de Morelia, Humberto Arróniz Reyes, quien acotó que antes de que se le reabra dicho establecimiento, el hotel deberá cumplir con una multa y retirar su anclaje de la cantera; “el permiso lo obtuvo durante la administración de Salvador Abud, pero dentro de éste nunca se concedió un daño a la cantera hasta que él (Alfonso Martinez)”, dijo asumió el poder como independiente en la alcaldía Moreliana.

Acotó que también se ha apercibido a una cafetería de la familia del también exmunícipe Chavo López Orduña, que no han querido dejar un espacio para los transeúntes en los portales del centro moreliano, pese a que no hay espacio para el peatón.

Y además, señaló que también serán retiradas las ampliaciones de los negocios de la avenida Acueducto frente a la Facultad de Veterinaria, de entre los cuales remarcó que un negocio ya cerró la calle frente a su propiedad, contraviniendo así los ordenamientos municipales; “el procedimiento será contra todos estos negocios que usan la vialidad”, acentuó.

Y remarcó que aunque la vía pública no es propiedad de nadie, los empresarios arguyen que al rentar o comprar los predios también obtuvieron los derechos de la banqueta, por lo que el funcionario acotó que no se tolerará la obstrucción al peatón y advirtió que todo negocio que haga uso de las banquetas en el centro histórico deberá solicitar un permiso para la venta en vía pública; “ellos critican a los vendedores ambulantes, pero es lo mismo que hacen”, cerró.