Carlos Herrera va por dignificación del transporte público

El candidato a la gubernatura del Equipo por Michoacán plantea la creación de una Secretaría de Movilidad y Transporte.

Morelia, Michoacán, a 24 de mayo de 2021.- Ante representantes de diversas organizaciones de transportistas del estado, Carlos Herrera Tello se comprometió a crear una Secretaría de Movilidad y Transporte, dotada de fortaleza económica para mejorar las condiciones de las unidades vehiculares y aumentar los ingresos de los choferes.

En encuentro presencial en su casa de campaña, el candidato a la gubernatura del Equipo por Michoacán escuchó propuestas clarificadas para dignificar el rubro del transporte público.

Los transportistas propusieron crear una dependencia que tenga patrimonio propio y presupuesto para ejercer en vialidades para el transporte, así como en tecnología de punta y en combustible amigable con el medio ambiente.

“Un transporte eficiente habla bien del gobierno y el turista se lleva una buena impresión”, ponderó Herrera, quién proyectó una serie de rutas específicas para mujeres con el fin de lograr que se sientan seguras a la hora de trasladarse.

El documento de los transportistas proyecta como un eje fundamental la reestructura administrativa del sector, el acceso a programas de financiamiento, y la implementación de programas de vivienda y seguridad social.

Ante ello, Herrera Tello reconoció que el sector transportista da muestra clara del cómo sí se puede salir del atorón a través del diálogo para no dejar las propuestas en bonitos deseos.

“¿Cuál ha sido el principal atorón de los bonitos deseos que han tenido los gobiernos? Han prometido meterle lana al transporte, pero los que han estado al frente de las finanzas del Gobierno del Estado generaron un desastre y, al final, debemos estabilizar el boquete que traen las finanzas, ya que le entran diez y se gastan 20. Era entendible de que esto iba a reventar”.

Para concluir, el candidato común del PRI, PAN y PRD señaló que el tema del transporte público ha tenido buenas intenciones; sin embargo, no han sido superados los rezagos que exige la ciudadanía.