Amenazan a empleados del ayuntamiento de Zamora para que voten por una candidata en específico

162
Print Friendly, PDF & Email

Zamora, Michoacán a 14 de septiembre de 2022.- Empleados del ayuntamiento de Zamora, han recibido amenazas para que voten a favor de la candidata del presidente Carlos Soto, la regidora Mariana Victoria Ramírez.

Si no votan por la planilla encabezada por Mariana, expresó nuestro informante, están en riesgo de perder su empleo. Eso es atentar contra nuestra voluntad y libertad, pero además, es contrario por lo que tanto ha luchado el Partido Acción Nacional en este municipio.

Según la Ley General en Materia de Delitos Electorales constituye un delito a quien coaccione o amenace a sus subordinados para que voten por una candidata o candidato, o cuando se condicione el otorgamiento de concesiones, permisos, licencias, a la emisión del voto a favor de un candidato en específico.

Asimismo, se expone que: a quien destine, utilice o permita la utilización de manera ilegal de fondos, bienes o servicios que tenga a su disposición, en virtud de su cargo, al apoyo a un candidato, así como quien solicite a sus subordinados aportaciones de dinero o en especie para apoyar a una candidata o candidato, comente un delito.

Fue directamente Adrián Vázquez Zamudio, director de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Zamora, quien instruyó a nuestros directores a que, si no votamos por la planilla de la regidora Mariana, vamos a perder nuestros empleos.

La Ley General en Materia de Delitos electorales, prevé en su artículo 11, que se impondrán de 200 a 400 días de multa y prisión de dos a nueve años al servidor público que coaccione o amenace a sus subordinados para que apoye algún candidato en específico.

Estas amenazas a los trabajadores del Ayuntamiento, se da en el marco de la elección interna para la presidencia del PAN en Zamora, en este juego político, el apoyo que recibe la candidata no solo viene del Ayuntamiento de Carlos Soto, sino también desde la Cámara de Diputados Federal, ya que su actual esposo, César Carranza Morales, trabaja con el diputado federal Enrique Godínez como asistente legislativo, con una remuneración anual de casi 250 mil pesos.

Al más fiel estilo de cacicazgo, esta elección abriría la puerta a Soto para las decisiones dentro del partido (ya que no cuenta con la militancia panista) y a la familia de la candidata, apoyada por Godínez, para adueñarse del partido, colocando en los cargos a personas cercanas a ella, como lo es su esposo.

Trabajadores del municipio, no se animan a denunciar estas presiones, ya que además de estar amenazados en perder su trabajo, reconocen que hay a quienes ya les han cumplido estas amenazas al no seguir las instrucciones que Carlos Soto a través de su peón, Adrián Vázquez, director de Recursos Humanos, ejecuta.

Sí han despedido a personas del ayuntamiento por no haber seguido instrucciones, pero ahorita la cosa está muy difícil como para darnos el lujo de perder nuestro empleo, por ello recurrimos a ustedes de manera anónima para dar a conocer estos atropellos.