Por: Rosa Ma. González Mancera

Morelia Michoacán a 13 de septiembre de 2018.- Amaba la vida, amaba su trabajo, amaba a sus amigos…, de la vida y su trabajo congelaba sus momentos a través del lente de su cámara…, de sus amigos, nunca tuvo límites para hacerles saber lo que abundaba en su corazón en donde en primer lugar tenía siempre presente a su familia.

Reía hasta cuando lloraba y cantaba con o sin un instrumento musical…, le encantaba la fiesta y difícilmente se podrían contar sus amigos…, solo por hablar de unos cuantos basta nombrar a los gremios periodístico, policial y de la tauromaquia y los años, nunca fueron impedimento para cambios en su carácter ni su actitud.

Él…, él fue el compañero, el amigo, el periodista gráfico Ricardo Carreón Franco, con mucho cariño conocido como “El Pato Carrón” quien hoy, la vida lo despidió y hoy, lamentamos que ya no estará con nosotros pero con la conciencia de que la vida no le quedó a deber porque no tuvo límites para disfrutarla y compartirla con quienes amó.

Fue en San Miguel Allende, Guanajuato donde se despidió de la vida y no se podría decir que no fue en su tierra porque para El Pato Carreón, no existían las fronteras y la tierra…, su tierra, era todo el mundo, lo reiteraba en sus canciones y lo transmitía con su armónica.

De ello, en especial, da cuenta la ciudad completa, su Morelia querida, su centro histórico, los cafés de los Portales y hace cuarenta años el de ese momento, “La Chochera en Servicio” de la calle Nigromante y de ello, da cuenta el también periodista Beto Torres y también amigo desde entonces cuando El Pato Carreón pasaba menos tiempo con su cámara y más tiempo con su armónica.

Y de la historia más reciente, no tuvo ninguna complicación para trabajar y convivir con las nuevas generaciones de reporteros gráficos, periodistas, ni oficiales de policía, ni del ambiente taurino por ello, del Pato Carreón, hay mucho que contar y mucho que recordar como sus anécdotas periodísticas-policiacas, políticas, sociales, taurinas…, sí, mucho que recordar…

Adios amigo Pato Carreón en mi caso…, yo te recuerdo cantando Father And Son de Cat Stevens