Aberrante que una tercera parte de las mexicanas adultas mayores sufran violencia: Víctor Zurita

Consideró que en México tiende a invisibilizarse la violencia contra las adultas mayores quienes, tras una vida de esfuerzo y trabajo carecen de condiciones propicias para una vejez plena

Morelia Michoacán a 25 de noviembre 2021.- Resulta aberrante que en México una tercera parte de las mujeres adultas mayores sean víctimas de violencia ya sea física o psicológica, recalcó el diputado Víctor Zurita Ortiz, integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

El también presidente de la Comisión Especial de Atención a Personas con Discapacidad refirió que la violencia que sufren las mujeres se agrava en las adultas mayores por su condición de edad, en donde las agresiones se dan fundamentalmente dentro del hogar.

Al conmemorarse el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el integrante del Grupo Parlamentario de Morena consideró que en México tiende a invisibilizarse la violencia contra las adultas mayores quienes, tras una vida de esfuerzo y trabajo carecen de condiciones propicias para una vejez plena.

A partir de los datos de la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Personas Adultas Mayores reporta que el 45 por ciento de las mujeres de 60 años o más ha sufrido violencia por parte de su pareja o expareja a lo largo de su vida.

“La violencia emocional es la más frecuente en estos casos, el 90 por ciento de las adultas mayores reconocen haber sufrido, al 62 por ciento les dejan de hablar; al 52.2 por ciento las ignoran, no las toman en cuenta o bien no les brindan cariño; mientras que un 48.4 por ciento refiere que son avergonzadas, menospreciadas o humilladas”.

Víctor Zurita apuntó que la violencia hacia las mujeres es multidimensional, y el análisis para la generación de políticas y acciones debe ser en ese sentido, puesto que afecta a niñas, jóvenes, adultas, mujeres con discapacidad y adultas mayores.

“Sin duda la problemática es muy compleja, por ello es fundamental hablar y nombrar cada uno de sus rostros, porque sólo en esa medida no sólo se permite claridad en el actuar, sino que se abona hacia una cultura de respeto y no violencia”, subrayó.