La Casa Zalce alberga ya diversos talleres de continuidad que buscan acercar a las nuevas generaciones al legado del michoacano.

En el espacio abandonado por más de 15 años, se informó los avances del proyecto que da movilidad al hogar que habitó uno.

Morelia, Michoacán, a 12 de enero de 2018.- El Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) abrió  las puertas de la Casa Zalce, para dedicarla a las artes con la realización, en primera instancia, de ocho talleres de gráfica que son tomados por niñas, niños y jóvenes de colonias marginadas de la capital.

Cabe señalar que fueron más de 15 años el tiempo en el que el inmueble se mantuvo sin ser empleado para ninguna actividad ni propuesta, y hasta este 2018 se habitó para impulsar diversas actividades en beneficio de la sociedad con la promoción de las artes y preservar así el legado de Alfredo Zalce, uno de los artistas michoacanos más importantes.

Motivo por el cual se realizó la presentación de los avances obtenidos en el Proyecto Federal de Artes Gráficas “Alfredo Zalce” en zonas marginadas de la capital michoacana, en el cual, la Secretaría de Cultura Federal mediante la Dirección de Culturas Populares e Indígenas, así como el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum), en coordinación con la Dirección de Formación y Educación, realizan en Morelia el programa que forma parte del   Programa Especial de Acción Cultural: México Cultura para la Armonía.

El Proyecto de Artes Gráficas “Alfredo Zalce” en zonas marginadas se concibe como un modo de intervención artístico en localidades de alta y muy alta marginación del municipio de Morelia, a través de metodologías colectivas y colaborativas de imaginación, creación y comunicación pública que promuevan la resiliencia social y que faciliten el acceso a jóvenes morelianos a modos de producción artística que no se contemplan en el sistema escolarizado.

La directora de Formación y Educación de la Secum, Andrea Silva Cadena, detalló que tiene como objetivo principal, el sensibilizar y capacitar a jóvenes habitantes de zonas marginales de la capital del estado en el manejo básico de técnicas de la gráfica y el arte urbano, a través de estrategias colaborativas, comunicativas y artísticas para promover una Cultura de la Paz, tomando como referencia la producción gráfica de Alfredo Zalce Torres.

“El proyecto se realizará en dos etapas.  La primera etapa arrancó en octubre del 2017, realizando de manera diferida y programada las siguientes acciones: talleres de mapeo, talleres itinerantes de xilografía, talleres itinerantes de linóleo, intervenciones colectivas en murales, talleres infantiles, conferencias y exposiciones itinerante  en las Tenencias de Capula, San Nicolás Obispo, Santiago Undameo y en la colonia Lucio Cabañas”.

Agregó: “Actualmente se están iniciando  los talleres de gráfica en las Tenencias de Atécuaro y Chiquimitío, y próximamente se iniciará en las Tenencias de Santa María de Guido y Atapaneo. Hasta el momento se han atendido aproximadamente a 120 jóvenes de las tenencias y colonias antes mencionadas”.

Silva Cadena adelantó que la segunda etapa del proyecto, la cual se realiza en la Casa Alfredo Zalce, dio inicio el miércoles 10 de enero del 2018 con la participación aproximada de 20 jóvenes.  En esta etapa, las y los niños, así como las y los jóvenes provenientes de las siete tenencias y la colonia de Morelia acuden  para recibir un taller a su elección, ya sea en la técnica de xilografía o en la de linóleo con el objeto de practicar y perfeccionar la técnica aprendida en los talleres itinerantes.

Como resultado de este segundo proceso, se seleccionará y enmarcará la obra que conformará la exposición a ser montada.

“El día de hoy se muestran trabajos realizados en los talleres de gráfica en las Tenencias de Capula, San Nicolás Obispo, Santiago Undameo y la colonia Lucio Cabañas, y esos niños vendrán aquí a la Casa Zalce que abre sus puertas para que estén en el espacio en el que vivió el maestro y donde estuvo produciendo y enseñando a generaciones de artistas, porque Zalce debe de ser para todos”, comentó Silva Cadena a las y los asistentes que acudieron al evento de carácter público.

Por su parte, la jefa del Departamento de Artes Visuales, Azucena Solórzano Ávila, destacó que la casa en la que se encontraban fue construida con el producto del trabajo de Zalce, y la cual fue orientada al norte, con la mejor luz, para la producción de murales.

“Hoy celebramos al gran maestro con la contribución que estamos efectuando de difundir ese gran legado que nos dejó, una casa-taller viva, con gente trabajando en pro de la cultura. Por lo que será mejor que Gobierno y sociedad se unan para que se logre sumar, no restar, y enaltecer a Zalce”, concluyó Solórzano Ávila.