Por Michelle Urzuaga.
Morelia Michoacán a 21 de mayo de 2018.-Morelia estrenará Presidente municipal dentro de cinco semanas. Quien gane, tendrá en sus manos la responsabilidad de gobernar la capital del estado, durante los próximos 3 años, con todos los problemas que trae un municipio del tamaño y de las características Morelia. Tan solo el fin de semana pasado, en una de las plazas comerciales más exclusivas del sur de Morelia, asesinaron a 3 sujetos y dejaron herida a una mujer.
Morelia es un polvorín muy caliente y necesita de un perfil duro, arrojado y decidido, para gobernar y cambiar las cosas. Los contendientes más aventajados en la opinión de algunos medios de comunicación ya mostraron sus primeras cartas, el jueves anterior en un debate, disfrazado de “mesa de opinión”.
En ésta, el presidente municipal Alfonso Martínez, terminó muy señalado. Daniela de los Santos, Fausto Vallejo y Carlos Quintana, le dejaron ir la carrocería con señalamientos acerca de hacer negocios personales, bajo las sombras de la opacidad.

Sin embargo, lo que llamó más la atención, fue el golpe que lanzó Fausto Vallejo, a Daniela de los Santos. La denunció porque recibirá un supuesto apoyo de Alfredo Castillo y de 200 personas del estado de México, para ganar la elección el primero de julio.

Digo que llama la atención, porque la historia que pretende usar Fausto Vallejo para manchar a Daniela de los Santos, en realidad es un mito creado por él mismo, desde hace cuatro años. Fausto Vallejo siempre se quejó y aseguró que Daniela lo había traicionado al brincar de su grupo político, al grupo del Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán.

La verdad, es que esto nunca fue así. Fausto Vallejo, siempre estuvo enterado de que la persona que en realidad respaldaba a Daniela, era el entonces Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.
Fausto lo sabía, porque el impulso de Chong a De los Santos, fue motivado porque el propio Fausto Vallejo, intentó bloquear la carrera de la entonces aspirante a la diputación federal, para tratar de imponer a otra mujer como diputada federal y cuando Osorio Chong se enteró de este intento absurdo, decidió no hacer caso y respaldar la carrera de Daniela.

¿Por qué Fausto Vallejo quiere seguir alimentando el mito de Alfredo Castillo como presunto promotor político de Daniela? Lo hace, por lo mismo que Andrés Manuel López Obrador alimenta el mito de Carlos Salinas de Gortari. Al ser éste un personaje odiado por miles de mexicanos, la idea torcida de Fausto es hacer que un personaje mal visto por los michoacanos, como lo es Alfredo Castillo, sea asociado a su rival más peligrosa por la presidencia municipal de Morelia.

¿Por qué tanto coraje de Fausto hacia Daniela? Por dos razones. La primera, porque Osorio Chong en realidad nunca ayudó a Fausto, frenando a Alfredo Castillo en su intervención en Michoacán. La segunda, porque Alfredo Castillo nunca cedió al chantaje de Fausto, para que se fuera del estado y lo dejara gobernar con prácticas ilegales, como transferir dinero público etiquetado, de un rubro a otro.

Sólo pocas personas saben que en realidad es Osorio Chong quien apoya políticamente a Daniela de los Santos y no Alfredo Castillo.

De ahí el miedo de Fausto. Osorio Chong es un político con la inteligencia suficiente para orientar a Daniela hacia el triunfo electoral en Morelia y eso, es lo que más le preocupa a Fausto y su grupo.