Por Abundio Molinero.

Morelia Michoacán a 2 de mayo de 2018.-La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra)  Delegación Morelia, busca que la iniciativa de ley que se encuentra al interior de la Cámara de Diputados Local la cual establece las Reglas Mínimas para el Tratamiento de las Personas Privadas de su Libertad en Michoacán, sea aprobada pues de ser así, permitirá que más de 4 mil 500 reclusos de once “Centros de Reinserción Social” (Ceresos), se puedan incorporar al sector productivo.

Y es que a pesar de que la esencia de los penales es precisamente buscar que los reos salgan “rehabilitados”, lo cierto es que la realidad es completamente diferente pues casi en la mayoría de los casos salen “aún más especializados en cometer ilícitos”.

El Presidente de la Canacintra en Morelia, Abelardo Pérez Estrada, destacó que las bondades, de aprobarse dicha medida, será detonar la creación de más fuentes de empleo que aporten bienestar a las familias michoacanas por lo que los integrantes de la Cámara participaron activamente en la iniciativa de ley, bajo la premisa de que les interesa aportar las bases que impulsen la industria penitenciaria.

Según datos de la Auditoria Superior de la Federación (ASF), al cierre del año 2016 en México existía una población de 11 mil 892 reos reincidentes, es decir, que de ese total, el 7.2 por ciento volvió a la cárcel entre el año 2014 y el 2016 de ahí que Pérez Estrada consideró que la iniciativa referida, puede contribuir al combate de la reincidencia delictiva al ofrecer a los reos oportunidades reales en el tema económico.

Aunque la ley marca que: “el sistema penitenciario se organizará sobre la base del respeto a los derechos humanos, del trabajo, la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad y procurar que no vuelva a delinquir, observando los beneficios que para él prevé la ley”, lo cierto es que la realidad, dista mucho de lo que está escrito en papel.

La idea central señaló el empresario, es que con la iniciativa se pueda coadyuvar a la reinserción social con el fomento laboral y por lo tanto, la industria penitenciaria, podría convertirse en un nicho empresarial que generaría importantes beneficios a la economía estatal pues tan solo la Canacintra, agrupa a 2 mil 200 empresas que generan empleo formal a más de 30 mil michoacanos que contribuyen al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad.

Finalmente Abelardo Pérez destacó que en caso de aprobarse la iniciativa, se dará estabilidad laboral a través de la capacitación dirigida a los internos, además de incentivar económicamente a las empresas que abran sus puertas a esta mano de obra y a su vez, los internos apoyarán a sus familias ya que contarán con un salario estable y prestaciones de ley que cualquier empleo formal otorga a sus trabajadores pues actualmente, solo está vigente el reglamento interior del Cereso “David Franco Rodríguez” que data desde el 2 de septiembre del año 1999 por lo que urge un nuevo ordenamiento que reglamente todo el proceso penitenciario en el estado de Michoacán.