Por Abundio Molinero.

Morelia Michoacán a 8 de junio de 2018.- La basura en las calles de la ciudad de Morelia se ha convertido en un eterno problema que los ciudadanos sin una cultura de la limpieza no quieren ver y mucho menos resolver ya que las bolsas de plástico, los envases de refresco o de jugo y hasta el material de construcción, han provocado que con cualquier precipitación pluvial por muy pequeña que sea, tape ríos y drenes que ocasionan encharcamientos en varias calles de la capital michoacana.

Apenas el pasado jueves por la noche se registró una fuerte tormenta eléctrica acompañada de poca lluvia pero que fue suficiente para generar afectaciones, aunque no graves, en diversas calles producto de alcantarillas tapadas con infinidad de basura que se acumuló en avenidas de la ciudad.

A pesar de los esfuerzos de la autoridad municipal por desazolvar ríos y drenes de los cuales ha extraído más de mil toneladas de basura, son los ciudadanos los que no permiten que la ciudad se vea más limpia pues más tardan los trabajadores municipales en recoger la basura, que los ciudadanos vuelvan a colocar sus bolsas repletas de desechos incluso en vialidades primarias como en el árbol de la Calzada Madero a solo unas cuadras del Centro Histórico cerca de la gasolinera Poza Rica.

Pese la inconsciencia ciudadana, la autoridad municipal informó que continuará con las acciones tendientes a evitar que los propios morelianos y sus domicilios se vean afectados con el agua de lluvia que pueda provocar inundaciones y las alcantarillas, ríos y drenes, los cuales, serán limpiados de manera constante pero se requiere también de la cooperación  de la gente para que ponga los desperdicios en el lugar indicado o espere el camión recolector y no la tire en la vía pública por que llegarán por consecuencia a tapar las alcantarillas y quizá, el agua llegue hasta a sus propias casas.